Reseña – El niño que domó el viento (V.2, N.4, P.4, 2019)

Facebook Twitter Instagram YouTube Spotify
Tiempo de leer: 2 minutos
#accesibilidad Abrazo entre padre e hijo con un aspecto de satisfacción y verdadera felicidad. Al fondo, un paisaje muestra la vegetación seca, y un aerogenerador que se superpone al intenso sol.

ADVERTENCIA: este texto no contiene spoiler

La película “O menino que descobriu o vento” (El niño que descubrió el viento) es una biografía inspiradora, no sólo por la conmovedora historia de la vida de William Kamkwamba (personaje central de la narrativa contada), sino por el carácter motivacional de la óptica por la cual la ciencia y la educación se presentan. En medio de la crisis hídrica que asola a Malawi y la consiguiente miseria de los más variados recursos en la aldea, un niño consigue cambiar la dura realidad de su pueblo movido por el estímulo del conocimiento científico.

Por detrás de la cortina de humo de la meritocracia que la película puede dejar, basada en la costumbre de identificar casos excepcionales dentro de la sociedad y utilizarlos como modelos que cualquiera podría seguir ignorando las limitaciones de cada individuo más allá de su contexto histórico-social, existe una interpretación un poco más subliminal y aún más significativa.

En el comienzo de la película queda evidente que aunque el padre de William no ha tenido la oportunidad de estudiar, reconoce el valor de la educación como instrumento de transformación. Aunque con una visión limitada de la enseñanza, pautada exclusivamente en su carácter de calificación profesional, él utiliza sus pocos recursos financieros para costear la escuela de sus dos hijos.

Con el desarrollo de la narrativa, se percibe que William ve el papel transformador de la educación de manera un poco más amplia, asociando el conocimiento científico al potencial de intervención en el estrés hídrico, que se intensifica con el desarrollo de la trama. Esta diferencia de interpretación de la definición de la educación entre padre e hijo promueve desentendimientos característicos del choque de generaciones, cultura y oportunidades. El telón de fondo social también muestra el descuido del gobierno y pone de manifiesto que la curiosidad, la creatividad y la determinación del niño son actos de bravura y de resistencia.

Por fin, entre las muchas lecciones y mensajes que la película deja, la más rica de ellas es el papel liberador de la educación. Es reconfortante ver una obra tan bien dirigida, con excelente fotografía rescatando de forma tan desinteresada, pero eficaz, ese mismo mensaje que nos mueve a cada publicación de este blog: informar para formar y liberar.

“A liberdade, que é uma conquista, e não uma doação, exige permanente busca. Busca permanente que só existe no ato responsável de quem a faz. Ninguém tem liberdade para ser livre: pelo contrário, luta por ela precisamente porque não a tem. Ninguém liberta ninguém, ninguém se liberta sozinho, as pessoas se libertam em comunhão.”

Paulo Freire

Fuentes:

Fuente de la imagen destacada: Netflix

Para saber más:

https://www.netflix.com/br/title/80200047

http://www.adorocinema.com/filmes/filme-259993/criticas-adorocinema/

https://pt.wikipedia.org/wiki/William_Kamkwamba

Compartilhe:

1 comentário(s) em “Reseña – El niño que domó el viento (V.2, N.4, P.4, 2019)

Responder

Seu endereço de e-mail não será publicado.Campos obrigatórios estão marcados *